Bienvenidos

Menú principal

Acceso a Intranet




Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates
El dolor de garganta PDF Imprimir E-mail
Escrito por Atención Farmacéutica   
Miércoles, 17 de Julio de 2013 13:27

EL DOLOR DE GARGANTA

El dolor de garganta es un síntoma, normalmente leve, que, con toda probabilidad, presentan la mayoría de las personas a lo largo de su vida, aunque suele aparecer con más frecuencia en los niños y adultos jóvenes.

 

Empeora al tragar, dependiendo de la causa, puede durar hasta una semana o incluso hacerse crónico. Es uno de los motivos frecuentes de consulta al médico de Atención Primaria.

 

Cuando la inflamación llega a la laringe, donde se encuentran las cuerdas vocales, aparecen los problemas en la voz (afonía), que puede perder su timbre habitual (disfonía) o, incluso, desaparecer por completo.

La faringe (conocida como garganta) realiza dos funciones muy importantes:

  • Transportar el aire a la laringe y, posteriormente, a los pulmones.
  • Hacer llegar los alimentos al esófago y más tarde al estómago.

 


 

Causas habituales dolor de garganta

Infecciones

Las principales causas de dolor de garganta son las infecciones, que pueden afectar a la faringe (faringitis), a las amígdalas (amigdalitis) o a la laringe (laringitis) y ocurren, principalmente, en invierno.

Las infecciones de origen bacteriano pueden identificarse por la presencia de fiebre alta, placas blancas (de pus) en las amígdalas, ganglios dolorosos en el cuello y ausencia de tos. La bacteria más frecuentemente implicada es el estreptococo, que puede detectarse en la consulta o en un servicio de urgencias mediante una prueba rápida en una muestra de secreción faríngea.

 

En cambio, cuando el origen es vírico la tos puede y suele estar presente, y en las horas siguientes a la aparición del dolor de garganta aparece también congestión nasal y/o dolor de cabeza.

El virus de la mononucleosis infecciosa (conocida como enfermedad del beso) se caracteriza porque presenta faringoamigdalitis acompañada de fiebre alta y ganglios, rash cutáneo característico después de la toma de antibióticos y por la duración del cuadro (hasta 8 semanas). Para confirmar el diagnóstico es necesaria una analítica.

Ir arriba

Alergia

La alergia puede ser otra de las causas frecuentes del dolor de garganta, más común en primavera y en otoño, que consiste en una reacción del sistema inmunológico a algún estímulo que el cuerpo reconoce como extraño. Las sustancias que pueden causar reacciones son los ácaros del polvo, el polen, el pelo de animales (perros y gatos), algunos alimentos, los medicamentos y las picaduras de insecto.

La alergia puede provocar, entre otros síntomas, goteo nasal (que producirá el dolor de garganta), estornudos, erupciones en la piel y asma.  No siempre es fácil el diagnóstico, aunque la persistencia de los síntomas mientras dure la exposición al estímulo y la existencia de varios de ellos pueden ayudar al diagnóstico.

Ir arriba

Otras causas de dolor de garganta:

  • El muguet es una infección por hongos que puede afectar a la lengua, toda la boca y al resto de la garganta.
  • Una herida en la mucosa faríngea producida por un cuerpo extraño (p. ej., espina de pescado) puede provocar también dolor de garganta.
  • Los factores irritativos (agotamiento, sobrecarga, tensión muscular, exposición sostenida al humo del tabaco u otros contaminantes) pueden causar dolor de garganta

 

  • Hay algunas causas de cronificación del dolor y la inflamación como un mal uso de la voz, el hábito tabáquico y la respiración por la boca, especialmente durante la noche (ronquidos).
  • ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico): ácido fabricado en el estómago que refluye hasta la garganta provocando irritación y dolor.
  • Tos persistente: irritación por causa desconocida.
  • Tiroiditis: inflamación de la glándula tiroides (situada por delante de la laringe).
  • Tumores faríngeos.

Si un dolor de garganta no mejora después de haber seguido los consejos que se indicarán, consulte al médico para que le pueda realizar las exploraciones adecuadas (vea el apartado signos de alarma).

Ir arriba

Bibliografía:

Farreras-Rozman: Medicina Interna, 17ª Edición. Ediciones Harcourt S.A. 2012. Martín Zurro, A. Y Cano Pérez, J.F. Atención Primaria. Conceptos, organización y práctica clínica. Sexta edición. Elsevier,

Consejos para el cuidado de la garganta

Para ALIVIAR el dolor de garganta

  1. Beba mucha agua. La hidratación constante (que también puede hacerse en forma de infusiones u otros líquidos) ayudará a suavizar la garganta y a mantenerla lubricada para disminuir la inflamación y el dolor.

 

  1. Haga reposo de la voz. No hable en la medida de lo posible. Forzar las cuerdas vocales no hará sino empeorar el cuadro.

 

  1. No fume ni se exponga al humo del tabaco. Evite las zonas en las que haya humo u otros contaminantes ambientales.
  2. Descanse todo lo que pueda.
  3. No ingiera alimentos muy fríos ni muy calientes. Las temperaturas extremas irritan a la mucosa de la garganta.
  4. Haga una dieta semisólida basada en sopas y purés, para evitar que pueda dañarse aún más la mucosa de la faringe
  5. El aire acondicionado y la calefacción, pueden resecar la mucosa. Intente prescindir de ellos mientras dure el proceso inflamatorio.
  6. Proteja la zona con un pañuelo o una bufanda para mantener el calor.
  7. Haga gárgaras con agua salada, vinagre o limón.

 

  1. Haga vahos, o coloque un humidificador en aquellas habitaciones en las que pase más tiempo.

Ir arriba

¿Cómo PREVENIR el dolor de garganta?

  1. Prevenga el contagio lavándose las manos con frecuencia y tapándose la boca al toser y estornudar.

 

  1. Beba agua con frecuencia.
  2. Mantenga una alimentación equilibrada.
  3. No fume ni tome bebidas alcohólicas.
  4. Respete las horas de descanso nocturno
  5. Haga un buen uso de la voz: no gritar y moderar el tono de la voz.

Ir arriba

Signos de alarma: ¿cuándo debe consultar al médico?

  1. En situaciones generales, el dolor de garganta suele desaparecer en 2-3 días. Contacte con el médico si tiene:
  2. Sensación de ahogo o dolor insoportable.
  3. Pus en la garganta (amígdalas).
  4. Persiste la fiebre alta.
  5. Ganglios dolorosos o duraderos.
  6. Otros síntomas acompañantes (como erupción en la piel).
  7. Presencia de cuerpo extraño (p. ej., espina de pescado clavada).

En cualquiera de las situaciones anteriores o en el caso que el dolor no remita en 3 o 4 días, no lo dude y acuda a su médico.

 

FUENTE :www.bucometasana.es

Actualizado ( Miércoles, 17 de Julio de 2013 13:47 )