CUIDADO DE PIES 2 Imprimir

Existen muchas causas que pueden provocar la aparición de infección por hongos en las uñas, entre otras factores ambientales como el uso de calzado que impida la transpiración del pie, la sudoración, los lugares húmedos como piscinas o gimnasios, algunos traumatismos y determinados trabajos en contacto con el agua. La Onicomicosis es habitual en los pies de las personas que practican deporte; y sin embargo aparece con más frecuencia en las manos por realizar tareas domésticas.

 

Algunas enfermedades, como las vasculares o las que afectan al sistema inmunológico, predisponen a la aparición de infección por hongos en pies y manos. Todas estas patologías coinciden en la baja oxigenación de las uñas o en la disminución de las defensas del organismo, lo que hace aumentar el riesgo de infección. Un ejemplo de ellas es la diabetes, por lo que quienes padecen esta enfermedad deben ser especialmente cuidadosos con sus pies y manos.

 

Existen una serie de pequeños consejos que nos ayudarán a evitar la Onicomicosis. Así, debemos cuidar la higiene personal, por lo que nos lavaremos frecuentemente los pies secándolos adecuadamente antes de calzarnos, secando muy bien las zonas entre los dedos. Tomaremos medidas de precaución en los lugares públicos de contacto con el agua como piscinas, gimnasios o duchas, donde utilizaremos chanclas. Es muy importante también el uso de calzado adecuado que permita transpirar al pie y utilizar siempre calcetines de algodón o de lana, cambiándolos frecuentemente y siempre que estén húmedos.

 

En el tratamiento de la infección por hongos en manos y pies se utilizan productos tópicos, es decir se aplican directamente sobre la uña; y tratamientos sistémicos, es decir administrados vía oral. Los tratamientos tópicos suelen ser de larga duración y son suficientes para infecciones superficiales y cuando la uña aún no está muy afectada. Los medicamentos por vía oral también suelen ser más administrados por un periodo prolongado de tiempo. Cuando estas dos alternativas no son eficaces se puede requerir la extirpación de la uña. En cualquier caso todas estas alternativas serán valoradas por un especialista.

 

 

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

 

Portalfarma.com